Brujula basculante
Alto ->7,5 cmsLargo ->12 cmsAncho ->12 cms

Brujula basculante

Preciosa réplica de una brújula basculante instrumento de navegación que decora tanto su casa como oficina, y es un regalo inolvidable que perdura a través del tiempo. Construcción de alta calidad con materiales nobles, y con énfasis en los más pequeños detalles.

Más detalles

40,67 € 40.67

No disponible

Más Información

Embalaje de la maqueta del barco

 

La palabra "brújula" proviene del italiano "bussola" (cajita). La brújula abrió el mundo de la exploración y de los descubrimientos. En el siglo III antes de JC, los chinos ya utilizaban el principio de la aguja magnética. Fue utilizada por primera vez por los sacerdotes feng shui, con el fin de indicar dónde y cómo construir. Los marineros chinos la adaptan a la navegación, alrededor del año 1000, con el fin de mantener el rumbo. La primera brújula consistía en un recipiente lleno de agua en el que flotaba una aguja magnética suspendida de un hilo o enhebrado a través de una caña. Los árabes la perfeccionan montándola sobre un eje. Llega a Europa entre los siglos X y XI, permitiendo a los navegantes de atravesar los océanos y a los exploradores de descubrir los continentes. El primer instrumento que se parece al que existe actualmente se debe al portugués Ferrande (1483).

 

Inspirada de una brújula del siglo XIX. La esfera es de latón y la caja en madera de palisandro.