Llaut blanes
Alto ->60 cmsLargo ->64 cmsAncho ->21,5 cms

Llaut blanes

Preciosa maqueta TOTALMENTE MONTADA que decora tanto su casa como oficina, y es un regalo inolvidable que perdura a través del tiempo. Construcción de alta calidad con materiales nobles, y con énfasis en los más pequeños detalles.  Mida bién la estantería o lugar donde tiene pensado poner esta preciosa reproducción, ya que estas maquetas son más grandes de lo que parecen.

Más detalles

Envío en 48h

On sale

102,87 € 102.87

29 otros productos de la misma categoría:

Más Información

Embalaje de la maqueta del barco

Historia

 

Ni todas las embarcaciones de pesca son o eran llaüts, ni todos los llaüts servían o sirven para Llaut de pescapescar, pero es justo dedicar un homenaje al llaüt pescador que, cuando no, ha sido una tipología mayoritaria en la historia del oficio en el ámbito balear y que se mantiene como una de los productos de más aceptación entre los amantes de la pesca deportiva y la navegación costera de placer.

Hoy día, la imagen que la mayoría de personas tienen de esta embarcación no es muy coincidente con la que ha tenido durante el periodo de tiempo más dilatado de su existencia. Se ha generalizado el asociarlo, primero, con una embarcación de motor y, en general, se infravaloran las unidades de madera frente a las de fibra, cuando este último material no se empezó a aplicar en su construcción hasta los años setenta y supuso una variación que afectó profundamente en sus características de navegación.

No deja de ser paradójico el desconocimiento del lläut como embarcación de construcción artesanal, concebida para navegar a vela y a remo, en un archipiélago donde estos recursos para la propulsión se mantuvieron en uso corriente hasta hace relativamente poco, aunque en una última etapa fueran auxiliares del motor. Cabe incidir en el hecho que la Guerra Civil i la postguerra provocaron una carestía que indujo a un cierto retorno a la navegación a vela, en un periodo en que la tardía industrialización general del Estado, el aislamiento de las Baleares, el racionamiento del combustible y la cuestionable calidad de las máquinas que se podían adquirir, hacían de los motores algo de accesibilidad y fiabilidad relativas.